miércoles, 26 de marzo de 2008

FRONTLINES: FUEL OF WAR


Este es uno de esos juegos cuyo argumento e historia te dejan indiferente, pero que es magnífico en todo lo demás. Los malos, que son los rusos y los chinos, y se hacen llamar estrella roja -¿de que me suena esto?- rompen un tratado de paz. Y se lía la gorda. Es todo lo que tienes que saber para llegar a la parte entretenida: los tiros.

Asaltan a tu escuadrón cuando se disponía a desplegarse en un pozo petrolífero, para protegerlo y relevar a unos compañeros. Te acompaña un periodista que tenía pensado realizar un reportaje sobre tu despliegue, y al que secuestran. En cuanto lo liberas te dice que los enemigos planean un ataque a gran escala. A partir de aquí todo son una serie de ataques y contraataques en los que tienes que cargar con el periodista.

Las secuencias cinemáticas están muy bien hechas técnicamente, quedan muy bonitas, pero poco más. El periodista es un personaje que no aporta nada, salvo que se supone que lo graba todo, y es protagonista en las cinemáticas. También va informando a la unidad de noticias de otros frentes, aunque esto carece de importancia para el jugador.

Podían haber aprovechado al periodista para dar un toque crítico, u otro punto de vista con respecto a la guerra. Pero si en vez de una cámara llevara un rifle sería otro más. Eso sí, aunque las cinemáticas sean insulsas, y en general el argumento sea casi prescindible, se agradece que estén en castellano. Aunque solo digan chorradas, no esta de más entenderlas.

Los gráficos, sin llegar al realismo del COD 4, son realmente buenos. Las explosiones, y los efectos de partículas son muy buenos. Las texturas y los modelados están muy bien. Y aunque no cabe destacar nada especial de ellos, en líneas generales son excepcionales.

Una nota al respecto, si tenéis problemas con los gráficos porque vuestra máquina no da, buscad una opción llamada ramas, y ponedla al mínimo. Apenas perderéis calidad gráfica y ganaréis bastante en rendimiento. Este es el único apartado achacable al juego. Pide demasiada máquina. ¿Pero que juego no lo hace hoy en día? Habrá que resignarse.

Las armas no tienen nada de particular. Son las típicas a las que estamos acostumbrados. Aunque muchas son armas reales, que hemos visto en otros juegos, se ha suavizado el retroceso, o reducido su tiempo de recarga para mejorar la jugabilidad. Rifle de asalto con lanzagradanas, rifles de francotirador, metralleta ligera y lanzamisiles portátil serán los más utilizados. Este último especialmente útil y casi nuestra única defensa contra vehículos. Al menos la única que se recarga en las múltiples cajas de munición que nos encontraremos a lo largo del mapa. Y que por lo tanto podemos malgastar sin preocupación si tenemos una caja de estas cerca. Porque el juego se basa en eso, en disparar mucho.

Luego hay otras armas, que encontraremos en distintos puntos del mapa, y que no se recargan. Son los vehículos no tripulados, y los designadores de objetivos. Los designadores de objetivos los hay de artillería, ataque aéreo y hasta de un avión cañonero. Aunque para nosotros poco cambia de unos a otros. Nos ponemos una especie de prismáticos, marcamos la zona que queremos arrasar, y mi consejo, es que agachéis la cabeza, aunque si asomáis verás caer una lluvia gorda, y explosiva muy bien hecha. También hay, y esta es la parte más novedosa y curiosa del juego, una serie de pequeños vehículos no tripulados. Todos teledirigidos. A mi forma de ver los más útiles son los estrella roja. Un cochecillo teledirigido anticarro, capaz de volar por los aires cualquier blindado si te cuelas debajo de él, y un helicóptero con cohetes explosivos, tanto útiles contra infantería como contra pequeños blindados. La coalición tiene un aerodeslizador explosivo, y un mini tanque que puede llevar montada una ametralladora o un mortero. Muy útiles si tienes que entrar por la puerta principal de un edificio repleto de enemigos. Además, puedes volver a recogerlos cuando quieras, o volver a tu soldado y reutilizarlos luego, aunque sus armas tienen una munición limitada.

Puedes manejar multitud de vehículos. Un Humvie con una ametralladora montada, varios tipos de vehículos blindados, tanto ligeros como pesados (el famoso Abrams M1, por ejemplo), y hasta un incontrolable helicóptero. Los vehículos, tienen varios tripulantes, que desempeñan distintas funciones, aunque no será necesario más que una persona para que el vehículo sea operativo. Vamos, que para conducir y disparar te llegas tú solo. Aunque la ayuda del resto de tripulantes será muy valiosa. Podremos elegir entre ver lo que ve nuestro personaje, o la cámara en tercera persona, desde detrás del vehículo, que nos da mucho más campo de visión. También podemos cambiar de asiento una vez dentro del vehículo. Y a excepción del helicóptero, cuyos mandos y forma de pilotar espero que cambien en alguna actualización, todos los vehículos son muy simples de manejar.

Por otra parte, el sistema de juego es prácticamente igual si juegas solo o online. Verás en el minimapa la línea fronteriza que separa el terreno que tú controlas del que controla tu enemigo (coloreados en rojo y azul para la ocasión), y unos puntos que marcan los objetivos a cumplir. Una vez alcanzados esos objetivos, cuando te maten, continuarás la misión desde ese punto. Si juegas solo, tendrás un número limitado de despliegues, que si agotas, tendrás que volver a empezar la misión, o perderás el punto de control. Aunque no deberías tener problema, el juego tampoco es muy difícil.

El juego en general me gusta, aunque hecho de menos poder jugar una campaña con los estrella roja, ¿quizá para una ampliación? Yo espero que sí. Además habría corregido el otro fallo del juego, a saber, la linealidad de su argumento.

El sistema de juego, las armas y sus características, y la gran maniobrabilidad de los vehículos, hacen que este shooter, sea ágil, rápido, y muy, pero que muy entretenido. Es un juego de calidad, que dará mucho que hablar, y le auguro un gran futuro como juego online.


1 comentario:

LeChuck dijo...

Yo había probado la demo de este juego para 360 hace cosa de 3 meses, y me gustó graficamente. Además, parecía un juego suficientemente ágil para jugar online.

Sin embargo, Call of Duty 4 salió antes, con lo que se comió a casi toda la comunidad online de juegos bélicos de guerra moderna.

Y bueno, para PC, el Battlefield 2 sigue siendo mi juego favorito en este género.

Lo único que aporta de navedad Frontlines es el tema de los cacharritos teledirigidos, que puede ser interesante para el juego single player, pero no tengo claro si en el online serán muy operativos.